Papada en Perros

Existen razas de perros en las cuales la presencia de la papada es una característica fundamental de la raza y por lo tanto es normal que luzca un cierto aumento de volumen en esa zona.  Dentro de estas razas algunas de las más populares son el San Bernardo, el mastín napolitano, el sharpei, el basset hound, el mastín español y el pitbull.

Sin embargo, una papada que se nota más abultada de lo normal o la aparición de papada en perros cuya presencia no es precisamente característica de su raza, puede ser una señal que indique la existencia de algún tipo de afección sobre nuestra mascota.

Causas de la Aparición de Papada en tu Perro

Sobrepeso u obesidad

El sobrepeso u obesidad, la cual es actualmente una de las situaciones que produce más alteraciones a la salud de los perros ya que es causa de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y artritis. Si tu perro tiene sobrepeso debes acudir al veterinario para que te asesore  en cuanto a la mejor alimentación y al ejercicio que debe realizar el animal según su tamaño, raza y edad.

Abscesos dentales

Un absceso provocado por la infección de  alguna pieza dental- Para ello se aconseja consultar al médico veterinario el cual puede remover la pieza infectada y prescribir el tratamiento con analgésicos y antibióticos.

Inflamación en ganglios

Inflamación de los ganglios, la cual se observa comúnmente en la base de la mandíbula. A menudo aparece acompañada con otros síntomas como pueden ser fiebre, estornudos y mocos. Se recomienda acudir al veterinario para su evaluación y generalmente con el uso de antibióticos se consigue controlar la inflamación.

Te puede Interesar:  Tengo Papada, ¿qué hago?

Obstrucción en glándula salivar

Cuando hay obstrucción de una de las glándulas salivares no hay posibilidad de drenar la saliva a la boca y por lo tanto se inflama. Esta inflamación puede ser o no dolorosa y en ocasiones mejora y empeora alternadamente.

Se presenta con mayor predisposición en razas como el Pastor Alemán y el Caniche y  normalmente en perros de 2 a 4 años de edad. Para tratar esta afección se recurre en la mayoría de los casos a la cirugía con resultados positivos.

Picaduras de insectos u objetos clavados

La picadura de algún insecto ó una espina clavada en la zona de la papada también son causas frecuentes de inflamación en la papada.

Estas situaciones deben atenderse con celeridad ya que se pueden desarrollar reacciones alérgicas y además las molestias ocasionan que el animal se rasque, lo cual produce irritaciones en la piel que pueden conllevar a afecciones más graves.

Trastornos de la glándula tiroides

Los trastornos de la glándula tiroides, pueden deberse a una de siguientes causas hipotiroidismo primario grave, enfermedades infecciosas, enfermedades respiratorias, insuficiencia cardíaca y los efectos secundarios de algunos medicamentos como los
depresores del sistema nervioso central y respiratorio (anestésicos y tranquilizantes).

Para detectar la presencia de alguno de estos trastornos el veterinario practicará un examen físico completo al perro, incluyendo un examen de sangre completo, un análisis de orina, y un panel de electrolitos. Además se aplicarán exámenes de sangre específicos con el fin de determinar los niveles de tiroxina, así como radiografías en el torax y el abdomen para descartar que hayan exceso de líquidos o inflamaciones en los pulmones

Te puede Interesar:  Radiofrecuencia Para la Papada

Recomendaciones

Si observas en tu perro la aparición de papada o si ya la tiene y luce más grande de lo normal, debes seguir estas recomendaciones:

  • Revisar y palpar minuciosamente el área de la papada para determinar la presencia de algún bulto y de ser así llevar con prontitud el perro a consulta con el veterinario.
  • Un régimen alimenticio balanceado y saludable con la comida más adecuada a sus características (raza, tamaño y edad) y cuidando el suministro de cantidades altas de fibra y proteínas.
  • El establecimiento y cumplimiento estricto de un horario para la alimentación de la mascota.
  • Tener en cuenta que no se debe suministrar al perro ningún tipo de golosinas puesto que las mismas son causa de sobrepeso.
  • Aumentar la frecuencia y duración de los paseos y juegos para asegurarse que el animal se ejercite convenientemente.
  • Acudir regularmente a evaluación y control por parte del médico veterinario y practicar los análisis que el profesional indique.
Papada en Perros
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario